No me gusta el término “influencer”, lo confieso, quizá porque este término está muy contaminado por el mundo del marketing en sectores como la moda, tecnología, marcas, celebrities….por lo tanto cuando se aplica esta palabra en el mundo de la salud para referirse a los “influencers de salud digital” esta palabra no termina de gustarme, me rechina un poco. Aunque si bien cabe explicar conceptos y reflexionar sobre este tema que me anda rondando la cabeza hace un tiempo, con la intención de intercambiar opiniones y conocimientos al respecto de algo que si que puede ser bueno como es ser referentes y activos en la red en temas de salud. Empezaremos definiendo que es un influencer y compartiré algunas entradas referentes a los influencers en salud digital.

influencer en salud

¿Qué es un influencer?

La palabra influencer nace en el mundo del marketing digital y el mundo de las marcas a raíz del boom de las redes sociales y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Los influencers son considerados usuarios de las redes que son de referencia para determinado público en todo tipo de sectores y que van cambiando conforme pasan los días y las modas. Se consideran personas con cierta credibilidad sobre un tema concreto y que por su presencia e influencia en las redes sociales pueden convertirse en prescriptores interesantes para las marcas. En este mundo el sector sanitario no iba a ser menos y también cuenta con importantes usuarios activos tanto personas como empresas que son influyentes en salud digital.

Debido al crecimiento y generalización de las redes sociales las empresas empezaron a ver a los usuarios de las mismas como potenciales embajadores de las marcas y aquí es donde entra en juego este marketing de influencia y todo lo que conlleva en volumen de seguidores o calidad de los mismos, porque el número de seguidores es lo de menos, lo que importa es el impacto generado para la marca, las conversaciones al respecto, etc, tema que explica Juan Merodio en esta entrada relacionada con el marketing de influencers.

Influencers en Salud Digital

El tema de los influencers de salud en las redes no está exento de debate, en numerosas ocasiones profesionales activos en la red social Twitter hemos intercambiado opiniones al respecto, sobre todo siempre que se publican tuits con los profesionales de salud más influyentes en Enfermería, en Medicina, etc, listado que se puede consultar en la página Top Influencers que muestra la lista de influencers en España en todos los sectores en función del índice Klout. En este enlace están los influencers en Medicina y Salud que sirven como profesionales de referencia y que en lugar de plantearse como una cuestión narcisista puede servir como autoevaluación en competencias digitales, marca personal e identidad digital que todos los profesionales de salud debemos tener a estas alturas del mundo en el que vivimos.

Respecto a este tema tan interesante hace unos meses publicaba un artículo muy completo y bien documentado, Miguel Ángel de la Cámara experto en temas de Salud Digital en su blog Social Media Salud, artículo que tenía por título: ” El índice Klout, los influencers y la transformación digital en Salud”. Como Miguel ha explicado tan bien este tema os invito a leerlo para entender mejor como funciona el Klout, sus usos en marketing digital y en competencias digitales que es lo que debe interesarnos a nosotros como profesionales de la salud.

Fuente: socialmediasalud.com
Fuente: socialmediasalud.com

Buscando más artículos que hablaran sobre el tema de los influencers en salud he encontrado este publicado por rmedica.es que habla sobre “Los nuevos influencers sanitarios”  que cuenta con las opiniones de grandes referentes en las redes como son Miguel Galán de Juana, Iñaki Larraya, Maria José Cachafeiro, Pedro Soriano y Beatriz Braña. Este artículo es del año 2015 donde ya se hablaba de este tema y cuyas opiniones al respecto merecen la pena ser leídas, opiniones que comparto en muchos aspectos.

“Hay grandísimos profesionales que generan mucho más conocimiento y riqueza que yo, pero estoy contento con saber que, vía redes sociales, puedo tomar un papel activo en conectar a personas e ideas, y que se me reconoce por ello”, explica Miguel Galán de Juana.

La interactividad es otro de los grandes atractivos que tienen muy presentes los nuevos ‘influencers’ sanitarios españoles. “Intento interaccionar todo lo que puedo, ese creo que es el espíritu de las redes sociales: conectar, conversar, compartir”, reconoce María José Cachafeiro, farmacéutica titular de una botica que lleva su apellido en el valle asturiano de Turón y que tiene casi 3.000 seguidores en Twitter. Cachafeiro reconoce que hace unos años no atisbaba ni remotamente el grado de interconectabilidad que existe en la actualidad.

La interacción que propicia este uso profesional 2.0 de internet va más allá de meros contactos, que también. Larraya pone un ejemplo muy ilustrativo de ello: “A nivel profesional, en los últimos años me han llegado proyectos apasionantes desde las redes sociales”, afirma este profesional del diseño, desarrollo y certificación CE de soluciones de salud móvil y a su integración en el día a día sanitario.

Otro artículo que habla respecto al tema de los influencers y un encuentro de algunos de ellos que tuvo lugar hace unos meses viene explicado en esta entrada de una referente neuropediatra activa en redes como es María José Más. Cito textualmente las palabras de María José con las que no puedo estar más de acuerdo:

Yo no me siento “influencer” en salud. Me siento médico de los pacientes que vienen a solicitar mi atención profesional. Es lo que sé hacer y lo que hago bien.

Las redes sociales son para mí una oportunidad de acercar la neuropediatría al público en general y a los pacientes en particular. Tanto a los que me visitan en consulta, como a los que quieren saber más sobre su diagnóstico.

Con las redes sociales quiero mejorar mi atención profesional para estar más conectada, ser más cercana y humana. Porque las redes sociales son una herramienta de comunicación fantástica y la comunicación es un esencial humano.

“Quiero estar en redes sociales no ‘Star'”

Cambiemos el término influencers por profesionales activos y comprometidos en Salud Digital

La finalidad de esta entrada no es entrar en polémicas ni cambiar en si la palabra influencer sino más bien hablar de responsabilidades profesionales en Salud Digital, responsabilidad de tener presencia digital, de crear contenidos fiables de salud, siendo referentes a la hora de buscar temas concretos según cada uno sea experto en diferentes temas y sobre todo dar visibilidad a todos los actores de salud que deben estar presentes en las redes: organizaciones sanitarias, profesionales de salud, pacientes y ciudadanos en general.

Quizá hablar de influencers de salud sea lo correcto si todas las personas tenemos claro lo que significa y como profesionales de salud tenemos claros nuestros objetivos y competencias digitales, algo para lo que hay que formarse para dar respuesta a las necesidades y demandas del usuario que está en la red y busca respuestas de salud.

Al igual de María José, me siento responsable como Enfermera activa en redes sociales de mi profesión, las redes sociales para mi son una oportunidad única para contactar directamente con el usuario y con profesionales activos de los que aprendo, con los que intercambio conocimientos, realizo trabajos de colaboración en red e incluso hasta se convierten en mis mejores amigos. Las redes sociales son personas por lo tanto debemos tratarlas como tal, con respecto y humanidad, con profesionalidad, ética y seguridad, siendo muy conscientes en todo momento de lo que compartimos y si por ser “influencers” podemos llegar a más personas o eso sirve para tener acceso a oportunidades que de otra manera no hubiera sido posible pues “bendito sea eso de ser influencer”. 

Cambiemos por tanto el término influencer a nivel de pensamiento me refiero, y pensemos en que esa persona es un profesional activo de salud en redes, comprometida con su labor y así podremos llegar más lejos, trabajando todos juntos, porque juntos sumamos más. Y así es como lo veo yo, sin egos, sin narcisismos, que habrá de todo, que habrá quien busque vender su libro o tenga unas finalidades concretas más que respetables. Pero mi opinión es que como profesionales de salud activos en redes debemos ser responsables de esa influencia y aprovecharla con todo su máximo potencial en beneficio de los pacientes/personas que es para quienes trabajamos. 

Propósitos de los influencers para comenzar un saludable 2017, digitalmente hablando, por Albert Cortés en el blog de Ippok comunidad sanitaria. 

 

Anuncios

8 comentarios sobre “Cambiemos el término “influencers” por profesionales activos y comprometidos en Salud Digital

  1. Totalmente de acuerdo con tu reflexión, Teresa. Si entendemos el término sin las connotaciones de ‘ego’ y ‘narcisismo’ y añadimos el afán de conectar y compartir, genial. Porque el término tiene implicito muchos significados negativos. Parece como si lo que el ‘Influencer’ dijera, fuera a misa. Y en nuestra profesión no nos podemos permitir esto en muchos casos cuando hablamos de evidencia. Si no cometeríamos sesgo de autoridad. ¡Un abrazo!

    1. Muchas gracias Oscar por tu aportación, efectivamente en nuestra profesión se trata de aportar evidencia, compartir y conectar, términos que la palabra influencer a veces no da a entender porque pensamos en otros tipos de influencers y no a los de salud. Un abrazo compañero 🙂

  2. Es difícil manejar términos. Lo cierto es que en esta vida todo se etiqueta para bueno y para mal. Ser una persona “influencers” debería estar ligado directamente al compromiso y responsabilidad de la esalud y sobretodo con la profesión y el sistema.

    ¿Dónde está la línea que separa “ser” o “no ser”? ¿Quién delimita esa línea? ¿quien determina esa etiqueta?

    “Profesionales activos y comprometidos en Salud Digital ” ¡Me lo quedo!

    Siempre fantástica, a seguir sumando Teresa.

  3. Si te soy sincero, la palabra “influencer” no me agrada… Pero en realidad es porque soy tremendamente radical en mi forma de pensar (algo que me he propuesto moderar como propósito de año nuevo…), y opino que en RRSS todos debemos compartir, conectar y sumar de manera crítica y saludable. Una persona que acumula una responsabilidad exponencial tan grande como la de ofrecer cada vez más y más información de calidad corre el grave peligro de autoevaluarse mal en función de unas listas “Top” (estas listas sí que me desagradan) hasta el punto de perder el norte. Y pasa en otros ámbitos que no son salud. Los profesionales sanitarios debemos cudiarnos también nosotros mismos, y desconectar para aterrizar en el verdadero mundo físico en el que vivimos… ¿Cuántos “top influencers” en marketing o economía se habrán olvidado de sus propias vidas con tal de mantenerse?
    Creo que mientras no perdamos nuestro verdadero objetivo, que son los pacientes y sus familias, pasando por el básico de autocuidarnos con cabeza, conseguiremos manejar Internet con la responsabilidad que verdaderamente merece.
    Me ha encantado tu entrada, Teresa. No puedes tener más razón 😊
    ¡Te mando un abrazo tan enorme como todo tu ser!

  4. Con el auge de las redes sociales, las grandes marcas crearon a los “influencers” con la finalidad de crear una “figura” la cual tuviese un poder de “convicción” sobre unos consumidores los cuales estábamos algo “aburridos” o acostumbrados a los métodos publicitarios comunes.
    El fin era poder manipular o influir en el consumidor para que adquiriese unos determinados productos de ropa, cosmética, automoción,…, pero que comprase una determinada marca o imitase según que comportamientos.
    Aplicar este término a la salud genera en mi cierto recelo, ya que en un sistema sanitario en el que ciertos modelos de gestión empiezan a tratar al paciente como cliente no me genera tranquilidad ya que también se comineza a escuchar que los mejores modelos de gestión sanitaria son los modelos “mixtos”, por otro lado el marcar “tendencia” en el ámbito sanitario puede tener el riesgo de convertir el sistema en un sistema “paternalista”.
    Si unimos los términos cliente, modelos de gestión mixtos y el término influencer, ¿hacia donde se encamina la sanidad”?
    Un saludo
    Enrique

    1. Muchísimas gracias Enrique por tu aportación a esta entrada que genera reflexión de hacia donde se encamina la Sanidad, sin duda esto da para otra entrada, sigamos aportando y compartiendo, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s